¿Cuál es tu estilo?

Muy pronto llegará el gran día y seguramente ya hayas visto más de un vestido por la calle, en las Redes Sociales… Quizás algunos te han llamado mucho más la atención que otros. Todo esto tiene que ver con tu personalidad. Tu estilo está hablando por cada poro de tu piel. ¿Quieres encontrarlo? Pues sigue leyendo.

Tienes un estilo propio

Tu forma de caminar, de vestirte, de hablar, de pintarte… hablan de ti y tienes unos rasgos de personalidad muy marcados que te ofrecen autenticidad. En nuestra tienda tenemos un radar para acertar con cada novia. Para nosotros es fundamental que te sientas única, y sobre todo llegar al pensamiento “si no es con este vestido no es con ninguno”. Probablemente sea el día más feliz de tu vida, por lo que no nos podemos permitir ningún fallo. La experiencia de probarte el vestido de tu boda tiene que ser inmejorable. No exageramos cuando decimos que las novias que se han llevado su Morilee de nuestra humilde tienda de Elda nos han escrito para agradecernos el trato ofrecido. Y de paso, contarnos lo espectacular que fue su boda.

Pautas para averiguarlo

La observación es imprescindible. Cuando una novia viene a vernos, sabemos cómo se siente a partir de sus gestos, sus expresiones, sus preguntas… Y no hay nada como empatizar con nuestras clientas hasta el punto de considerarlas una más de nuestro equipo. Somos una gran familia y lo trasladamos en cada paso.

Cada temporada existe alguna tendencia nueva en cuanto a vestidos de novia, ya sea en tejidos, colores, cortes etc. Morilee crea las colecciones de acuerdo a esas tendencias y a las exigencias del público. Aunque también hay clásicos que nunca mueren y vestidos muy variados para diferentes gustos con los que cada novia se sienta identificada.

Lo importante es descubrir cuál es el estilo que te apasiona y tener algunos modelos como referencia. Sin saturarte con demasiada información ni imagines, ya que es un proceso sencillo y rápido. Lo ideal es comenzar la búsqueda con varias ideas más o menos predefinidas y seleccionar modelos dentro de un estilo concreto.

Tu estilo define tu personalidad, así que encuentra cuál es.

                                      Tu estilo define tu personalidad, así que encuentra cuál es.

Sensual y elegante

Una novia es el centro de todas las miradas no solo por su elegancia, sino también por su sensualidad. Hay muchas claves para ser la más sexy el día de tu boda, respetando al mismo tiempo el tipo de celebración que se lleve a cabo (en el caso de que esta sea más religiosa, por ejemplo).

Colección atemporal

En esta colección, disponemos de muchos vestidos que tienen estilos diversos. Ninguno de ellos pasa de moda, porque no se basa solamente en tendencias sino que va mucho más allá. Se tienen en cuenta las preferencias de las novias y en función de cada exigencia se diseñan los vestidos de la firma Morilee. Puedes entrar aquí y descubrir algunos de nuestros preferidos como la referencia 5412 por su corte tan increíble y 2701 por sus mangas tan románticas y escote de espalda.

¿Qué se valora en un vestido?

Nos fijamos en ese diseño con el que con total seguridad, llevas años soñando. Por lo que para acertar con el perfecto para ti en función de tu estilo, lo mejor es no precipitarse y valorar cada detalle de este camino tan especial. El diseño escogido debe representar tu personalidad. La mayor inspiración se encuentra cuando menos te lo esperas y cuando llega, sabes perfectamente, que está dirigido y adaptado a tus preferencias.

No todos los tejidos son iguales

Siempre es recomendable decantarse por tejidos de calidad, aunque sea una mayor inversión, no te arrepentirás. Entre los tejidos más utilizados se encuentra el mikado, el brocado, el piqué, el otomán, el tafetán, la organza, el crepé, el encaje, la gasa y el tul. Ligeros, gruesos, naturales, sofisticados, lisos, con relieve… tú eliges el que más se adapte a tu estilo.

Tu silueta importa mucho

Las pruebas del vestido son muy útiles para corroborar la elección que has hecho. Es fundamental que estés segura, cómoda y te sientas tú misma. Lleva a una o dos personas de confianza para que te asesoren y te ayuden a decantarte por todos y cada uno de los detalles. Camina con él, siéntate, baila sin miedo, mueve los brazos… Si puedes hacerlo todo y te sientes de lo más favorecida, has dado sin lugar a dudas con el diseño perfecto.

¿Qué te ha parecido este artículo? Esperamos que te haya sido útil y encuentres el vestido ideal en función de tu estilo personal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *