Pedidas de mano con encanto

Eva García Novias

Uno de los momentos más emocionantes de tu vida es el de la pedida de mano. En este artículo vamos a contarte algunas de las más atrevidas, dulces y alucinantes que jamás habrás imaginado. ¿Lista? Allá vamos.

Pedida de mano en las alturas

¿Qué te parece estar sobre un globo y ver cómo tu futuro marido se arrodilla con un anillo? El pulso se acelera, la adrenalina se multiplica y las ganas de que ese momento no acabe nunca son incesables. También nos viene a la mente ver una ciudad preciosa en el aire en una pequeña avioneta y de repente que llegue ese momentazo. Sin duda, es algo que nunca olvidaréis y permanecerá en vuestro interior para siempre. Tal vez sea una gran aventura estar en el avión con muchos pasajeros y escuchar a tu marido hablar por el micro haciéndote la gran pregunta: ¿Te quieres casar conmigo? Cuatro preguntas que marcarán el resto de tu vida.

Transformar hobbies

En ese momento hay que tener muy presente lo que le gusta a la otra persona, todo aquello que disfrutéis de hacerlo juntos como por ejemplo: viajar, salir a dar un paseo en góndola, comer en un restaurante con grandes vistas… Incluso una rutina cotidiana como ir al cine o pasear se puede convertir en algo inimaginable. ¿Te gustaría estar en una sala de cine oscura y al final de una película bonita que saliera en la pantalla un vídeo de todos los momentos que habéis pasado juntos? Después de esos aplausos interminables que se levante él/ella y te pida matrimonio. Si el cine es una de tus pasiones, seguro que será muy emocionante y cada vez que vayas a disfrutar de una película os acordéis de la pasión con la que vivisteis ese instante.

Pedida de mano en directo

Seguro que tienes un programa favorito que ves todas las noches en televisión, ¿cómo te sentirías si fueras la protagonista al menos durante un instante? Se han dado ya muchos casos de personas que van como invitadas sin esperar nada más. Solo disfrutar en primer plano del programa en directo mientras se graba. Personalidades importantes como la actriz María Castro tuvo la suerte de vivir justo esta experiencia. Ella acudió a El Hormiguero para realizar una entrevista y de repente apareció su marido y le pidió matrimonio delante de 4 millones de personas aproximadamente. La actriz cuenta que a pesar de ser muchas las personas que presenciaron la pedida de mano, ella se sintió como si solamente estuvieran su marido y ella a solas.

Pedida de mano en el parque

Pedida de mano en el parque.

¿En el mar?

Si eres una apasionada del mar, ¿qué te parecería que te pidieran la mano en un barco? A la luz de la luna disfrutando de una buena velada con rosas, música bajita, cava espumoso… En la cubierta del mismo o en un catamarán mirando los peces desde arriba o incluso en un submarino a la vez que ves pasar grandes especies. A lo mejor algo más sencillo como estar en la playa un día soleado sin mucha gente para poder disfrutar de ese momento en la intimidad. Quizás en una fiesta con amigos que se sientan alrededor de una hoguera… Infinidad de ideas para que ese instante sea realmente una pasada.

¡En casa!

Disfrutar de una pedida de mano en tu hogar también es una maravilla. Conoces perfectamente cada rincón y sabrás utilizarlo para que ninguna zona quede en el olvido. Puedes decorarla con velas, pétalos de rosas, incienso etc. Seguro que eres un buen anfitrión/a y sale todo genial, justo como te imaginabas. Si necesitas que te echen un cable con la comida, puedes encargarla o preparar algo que sea más sencillo. Así ella/él se sentirán siempre acompañados durante todo ese gran momento.

Esperamos que te haya gustado este artículo y tu pedida de mano sea o haya sido increíble. ¡Cuéntanoslo!

Fuentes:

https://www.antena3.com/programas/el-hormiguero/invitados/el-novio-de-maria-castro-le-pide-matrimonio-por-sorpresa-en-directo-en-el-hormiguero-30_201711285a1dd3110cf2b940af514213.html
https://www.bodas.net/debates/una-pedida-con-mucha-adrenalina–t520716
https://www.bodas.net/articulos/10-formas-originales-de-pedir-matrimonio–c3200
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *