Trucos para ser la invitada perfecta

Eva García Novias

En los tiempos que corren ya no es suficiente con comprarte cualquier vestido para una boda que tengas próximamente. Ahora tienes que estar muy pendiente de las tendencias que se llevan, de la época del año, si el evento es de día o de noche y un sinfín de detalles más a tener en cuenta. ¡No tienes de qué preocuparte! Nosotros te diremos los trucos que nunca fallan para que seas una invitada de 10. ¡Allá vamos!

Menos es más

Parece que cuando escuchas la palabra “boda” te entran los siete mares y vas como pollo sin cabeza de un sitio para otro comprándote de todo. Zapatos, el bolso, el tocado, el vestido… Pidiendo cita en la peluquería y estrenando maquillaje. Tu bolsillo será el que sufra las consecuencias y a ti te generará un estrés innecesario.

Puedes utilizar un vestido bonito de ceremonia que tengas por casa y darle unos toquecillos. Te aseguramos que cambiará por completo. Si no eres muy manitas, podrás encontrar en youtube multitud de vídeos tutoriales que te servirán de mucha ayuda para lograr tu objetivo. Te sorprenderá saber que con un trozo de tela de color se han llegado a hacer verdaderas maravillas. Si no te lo crees, mira este vestido arreglado manualmente.

Claro que si lo que quieres es estrenar el conjunto porque te hace ilusión y quieres ir única a la boda, nuestros modelos Morilee te encantarán. Los azules eléctricos, los rojos y los negros no fallan. Son tonalidades que aportan mucha energía a la persona que los lleva y generalmente sientan fenomenal. Si quieres venir a probarte, tan solo tienes que decírnoslo y te guardaremos un hueco.

El mejor truco para ser la invitada perfecta es ser tú misma.

Los mejores trucos para ser la invitada perfecta.

Calzado cómodo ante todo

Los tacones para una boda siempre son una buena opción. Eso sí, que sean cómodos para evitar cambiártelos al poco tiempo y estar sufriendo dolor en los pies durante horas. Es recomendable que camines con ellos unas semanas antes de la boda para que los dedos se acostumbren a los zapatos. Si vas de largo no tienes que preocuparte porque no se verán, así que puedes elegir con total libertad los tacones más prácticos. En el caso de que el vestido sea corto, pruébate varios y quédate con el más segura te sientas.

Maquillaje natural como tercer truco

Cuando tienes un evento como una boda no tienes que pintarte diferente a como te arreglas cuando tienes una cena. Sí, has leído bien. Por ejemplo, si nunca tiendes a pintarte las cejas, no lo hagas para una boda porque te verás rarísima. Puedes escoger los elementos que utilizas normalmente en algún acto importante solo que puedes potenciarlos. Con esto no quiere decir que te pongas todo lo que encuentres por casa. Sino que te encuentres cómoda con las pinturas que escojas. Si es una boda de noche, los ojos pintados quedan muy bonitos y los labios en un color nudel. Todo es cuestión de gustos.

Si tu vestido es rojo, los labios de este tono son una gran idea para ir perfectamente combinada. Si es otro color como el azul o el verde podrías incorporar estas tonalidades como sombras en los ojos por ejemplo.

Trucos imprescindibles

Si tienes un pelo difícil de domar, no lo dejes suelto porque te dará muchos dolores de cabeza y estarás más pendiente de recogerte las mechitas que se caen que del evento en sí. Con un recogido se acabaron los problemas. La laca y los ganchos serán tu gran aliado para que tu cabello permanezca intacto desde primera hora del día hasta la última. Tanto que tendrás que hacer un esfuerzo en quitarte todas las horquillas que se esconden. Las peluqueras son grandes artistas en ese aspecto. ¿Qué te parecen estos trucos hasta el momento?

Si prefieres por el contrario prefieres peinarte en casa, te recomendamos que uses un espejo para mirar cómo queda por detrás el peinado y si hay alguien más que pueda echarte una mano, genial para quedar resplandeciente ese día.

El abanico, que gran aliado

Parece una broma pero no lo es. ¿Cuántas veces casi sufres una insolación por el calor que has pasado en el catering al aire libre? Protegerte e hidratarte cuando tienes una boda, sobre todo, en los meses más calurosos es imprescindible. Del mismo modo que utilizar protector solar para evitar quemarte. Más de una vez habrás llegado a casa y te habrás visto en los brazos o en la espalda marcas del sol, ¿verdad?

Las marcas son muy hábiles a la hora de sacar productos para invitadas en las bodas. Aquí podrás encontrar todo clase de abanicos de lo más elegante y original.

Tienes una gran ventaja

No eres la novia, por lo que puedes relajarte y disfrutar sin preocuparte por nada. Las recién casadas tienen un millón de cosas que le rondan por la cabeza: música, regalos de los invitados, vals, comida, fotos… Nosotros poco a poco les ayudamos para que también se relajen en el día más feliz de sus vidas.

¿Qué te ha parecido este artículo? Ahora ya tienes en tu poder algunos trucos básicos para ser la invitada perfecta. ¡Cuéntanos tu experiencia!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *