¿Cómo que el evento se celebrará en una playa y solo irán 33 invitados? ¿Tenemos que ir hasta allá en avión? ¿No te casas por la iglesia? Te suenan todas estas preguntas inoportunas, ¿verdad? Pues ya está bien de que tus invitados decidan por ti. Es el día de celebración del amor de tu pareja y el tuyo, así que te mereces experimentar lo que más feliz te haga. Piensa que siempre habrá alguien a quien no le parezca bien, así que, adelante. Respira hondo y a por ello. En este artículo te vamos a contar aspectos diferentes que harán de tu boda un día mágico y personal. ¿Preparada? Adiós a las bodas tradicionales.

Boda poco convencional 

El vestido, ese gran foco que absorbe todas las miradas… Tal vez te guste ir de blanco (o no) pero no de largo. Nosotros tenemos la solución. Pásate por aquí y encontrarás vestidos cortos desde 299€ y también largos en diferentes tonalidades. Tenemos distintos estilos adaptados a cada mujer, porque cada una es única y nosotros creamos nuestros vestidos en función de sus preferencias más exigentes.

El maquillaje y la peluquería son otros de los puntos clave en una boda. ¿Te apetece pintarte los labios rojos? Hazlo, qué más da lo que piense el resto sobre ti. La valentía y la tranquilidad de haber hecho lo que realmente te apetecía en ese momento es lo que cuenta. Tampoco te preocupes demasiado en lo que puedan imaginar, porque te sorprenderá más de una reacción que creías que sería negativa y solo ese día te das cuenta de que les ha encantado.

Labios rojos para la novia en bodas poco tradicionales

Labios rojos para la novia en bodas poco tradicionales

Los asistentes de bodas poco tradicionales

Como ya te hemos adelantado en líneas anteriores, el número de invitados y quiénes son estos es una parte crítica sobre todo en las familias. No creas que quieren aconsejarte mal, todo lo contrario. Te desean lo mejor pero no saben cómo gestionarlo. Y sobre todo, quieren para ti lo que ellos han experimentado. Una boda de 300 invitados con más compromisos (pasándote revista) que amigos.

Tal vez  merece más la pena pagar a cada uno de los asistentes que de verdad quieres que vayan el transporte hacia un lugar de costa precioso y celebrar una boda más íntima para poder ser quien de verdad eres sin tener que disimular por el qué dirán o simplemente por no estar tan cómoda como te gustaría.

¿Una boda solo dura un día?

A lo mejor deseas llevarte a tu familia y amigos íntimos a un destino rural un fin de semana. ¿Por qué no? Al final haciendo cálculos probablemente te cueste más cara la típica boda tradicional de 300 invitados que disfrutar de unos días fuera con los tuyos.

Si tienes la suerte de tener un buen colchón económico, ¿te imaginas a tus abuelos viajando en avión? Seguramente alguno (si tienes la suerte de que todavía estén en tu vida) nunca lo haya experimentado. Ese rostro de felicidad no tiene precio, y cuando te decimos que no lo tiene es que de verdad no te puedes ni imaginar lo que compensa celebrar tu boda de manera personal. Es tuya y de tu pareja y eso es lo que más importa. ¡Atrévete!

¿Quién dice comida fina? 

Seguramente hayas estado en más de una boda en la que solo pensabas el momento en que terminara para ir al McDonald más cercano y comer un poco. Hay veces que ponen raciones tan pequeñas, que no serían adecuadas ni para un niño. ¿Te imaginas celebrar tu boda un día soleado al aire libre haciendo una barbacoa en el césped? Sin nervios por tener que decidir qué copa toca ahora (suelen haber más de tres en la mesa por cabeza). ¡Podrás hablar con el de al lado y verle la cara sin que te tape la decoración!

Personal no quiere decir cutre 

Puedes hacer la boda más bonita del mundo sin renunciar a tus valores y además, siendo la más íntima y recordada de todas. Seguirás igualmente los pasos necesarios para que ese momento sea inolvidable. Trabajarás muy duro cada paso y cuando llegue el día tan solo dirás: “menos mal que me atreví”.

¡Cuéntanos qué te ha parecido este artículo! ¿Seguirás a tu instinto o agacharás la cabeza y le dirás hasta luego a tus sueños en el día más importante de tu vida? Feliz semana.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *